Ayuntamiento de Santa Fe
Santa Fe, ciudad histórica y cultural

El Pósito, espacio alternativo para el arte.

Este edificio fue antigua sede del depósito municipal de grano, construido en época de Carlos III.

InicioServicios a la CiudadaníaHemeroteca

Hemeroteca

Santa Fe despedirá a trabajadores tras el ‘chantaje’ del PP, según el alcalde


18/06/2012.- Radiogranada.es.- Tras no salir adelante el plan de ajuste por la negativa del PP y una concejala tránsfuga del PSOE, el alcalde de Santa Fe Sergio Bueno acusa de chantaje político a la oposición en el Ayuntamiento  y ha señalado que estaba dispuesto a dimitir, pero sin que hubiera un golpe de estado en la corporación. Anuncia recorte de gastos por importe de un millón de euros y subida de impuestos. Tras no aprobarse el plan de ajustes habrá despidos de empleados municipales.

Sergio Bueno, alcalde de Santa Fe, ha señalado esta mañana que estaba dispuesto a dimitir para que se hubiera aprobado el plan de ajuste para dar viabilidad económica al ayuntamiento de esa localidad de la vega granadina. Bueno ha recordado que el pasado miércoles a las 4,30 de la mañana había acuerdo de un 95 por ciento con la oposición en el plan, pero que el jueves la concejala Ana Bella Camacho pidió la dimisión del primer teniente de alcalde y que el viernes el PP solicitó la dimisión del propio alcalde. Bueno ha dicho que estaba dispuesto a dimitir, pero con la condición de que hubiera consenso entre PP y PSOE para que gobernara un alcalde socialista. El alcalde de Santa Fe ha denunciado que Sebastián Pérez, presidente del PP y Luisa García Chamorro, secretaria general no atendieron las llamadas de teléfono que les hicieron desde el PSOE. Bueno ha declarado que todo obedecía a una trampa.

Sergio Bueno ha recordado que la oposición dispuso de los detalles del presupuesto de este ejercicio, que asciende a 11 millones de euros. Tras no haberse aprobado el plan de ajuste el grupo socialista iniciará una negociación con la subdelegación el gobierno y la secretaría de estado, para que la reducción de tributos del estado en vez del 50 por ciento sea del 25 por ciento. De momento el equipo de gobierno ha decidido ahorrar un millón de euros tras la suspensión de inversión pública, de los festejos populares, y una reducción de la masa salarial, la misma que había pactada en el plan de ajuste, es decir el 4,15 por ciento. Además se subirán los impuestos de vehículos e IBI. Asimismo se iniciará una negociación con la representación sindical para los despidos que se tendrán que acometer en los próximos años.

El Ayuntamiento de Santa Fe ha enviado una extensa nota de prensa que, por su interés general reproducimos a continuación:

El equipo de gobierno anuncia medidas alternativas al plan de ajuste mientras insta a la oposición a que cese “el chantaje y el bloqueo político”

• El equipo de gobierno solicitará a la Secretaría de Estado la reducción de la PIE en un 25% y negociará con los sindicatos los ajustes de plantilla y la reestructuración de los servicios públicos.

• Bueno asegura que puso su dimisión sobre la mesa horas antes del pleno como pedían los populares para aprobar el plan, siempre que la cúpula del PP granadino garantizase la continuidad de una alcaldía socialista como pidieron las urnas en las pasadas municipales porque “una cosa era acceder a un chantaje político disfrazado de asunción de responsabilidad política y otra distinta asumir un golpe de estado para quitar el gobierno a PSOE-IU gracias a una tránsfuga”.

Desde que el ministro Cristóbal Montoro anunciase la nueva prórroga para presentar un Plan de Ajuste en aquellas administraciones locales que quedaron excluidas del Plan de Pago a Proveedores, la cuenta atrás comenzó en Santa Fe con la intención de acordar entre todas las fuerzas políticas y sindicatos un plan de ajuste que diera estabilidad al municipio durante los próximos años. Finalmente y tras una semana intensa de negociaciones entre el equipo de gobierno de Santa Fe (coalición PSOE-IU), los 8 concejales del Partido Popular y la concejal no adscrita (antes en el PSOE), Ana Bella Camacho, el posible acuerdo se topó en los dos plenos extraordinarios y urgentes celebrados en tan solo 24 horas con los votos en contra de toda la oposición.

El alcalde santaferino ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para informar y esclarecer las principales medidas que baraja el equipo de gobierno para paliar en la medida de lo posible la nueva situación económica derivada de la no aprobación de un plan de ajuste y que se aplicarán antes de finales del mes de julio. Entre ellas, se iniciarán contactos con la Secretaria de Estado de Administración Pública directamente y a través del Grupo Parlamentario Socialista para negociar la reducción de la PIE desde septiembre en un 25% y no en un 50%, como estaba previsto inicialmente.

Además, el regidor ha afirmado que convocará una mesa de negociación esta misma semana para reestructurar la prestación de los servicios públicos y establecer de forma consensuada los ajustes de plantilla necesarios, sin que suponga el cierre de ningún servicio esencial para los ciudadanos. No obstante, las consecuencias más directas pasarán por “el despido de 40 trabajadores durante 2012 y otros 20 más en los próximos 2 años”. A este respecto, Bueno ha afirmado no entender las declaraciones realizadas en algunos medios de comunicación por el portavoz popular de Santa Fe, Juan Cobo, tras el último pleno del viernes diciendo que la plantilla municipal “está sobredimensionada y que sin plan o con él tendría que haber despidos” mientras que a los trabajadores siempre les ha mantenido que lo primero era velar por la plantilla municipal sin despedir a nadie.
En cuanto a los servicios públicos, el edil ha subrayado que primarán aquellos que estén ligados a las políticas sociales, de dependencia e igualdad, caso de la escuela infantil, y en los otros casos, sus ajustes siempre formarán parte de las negociaciones que se llevarán a cabo con la representación sindical.

Asimismo, en esta batería de medidas a aplicar y con el objetivo de reforzar los ingresos municipales a lo largo del ejercicio 2013, Bueno volverá a promover en el próximo pleno ordinario de junio una subida de impuestos, la misma que se recogía en el nuevo plan de ajuste -IBI e impuesto de vehículos- y que había sido pactada con la oposición en las negociaciones de la pasada semana, circunstancia por la que ahora “no debería haber ningún cortapisa para su aprobación”.

Por último, se aplicará un cuarto bloque de medidas de congelación del gasto público que permitirán el ahorro de 1 millón de euros mediante la paralización de las obras de financiación municipal, la supresión de los festejos populares durante 2012 y la reducción de la masa salarial en un 4,15% a toda la plantilla, bajada ya incluida y consensuada con los sindicatos en el plan de ajuste que se debatió el pasado viernes.

Bueno castiga el chantaje de la oposición
El alcalde Sergio Bueno ha explicado que el nuevo plan de ajuste tenía el consenso, como ya han manifestado los representantes sindicales, de todos los sindicatos de trabajadores (CCOO, UGT, CSIF, GIF y SIPLG) y al menos el 95% de acuerdo entre los distintos partidos políticos hasta la madrugada del pasado miércoles. En la mañana del jueves, horas previas al segundo pleno, la concejala no adscrita –que ostentó el cargo de concejala de Economía y Hacienda en su última legislatura – pidió para su aprobación una última condición: la dimisión del primer teniente de Alcalde y concejal de Economía de Santa Fe, José María Aponte. Esta dimisión fue aceptada siempre que fuese acompañada de la dimisión de Camacho “en un ejercicio de responsabilidad política conjunta”, ha explicado Aponte.

Por su parte, el Partido Popular también se desbancaba en esos momentos del principio de acuerdo al presentar una propuesta que afectaba a 22 trabajadores municipales “con nombres y apellidos”, para los que pedía una bajada salarial cercana al 20% de la nómina. No obstante, hasta momentos antes del segundo pleno del viernes la Junta de Portavoces buscaba un consenso al respecto pero finalmente a las doce del mediodía el Partido Popular zanjó la cuestión pidiendo la dimisión del alcalde de Santa Fe como condición para dar su visto bueno al plan de ajuste, “una condición sine qua non”, que afirma el alcalde, “nunca fue pedida durante las negociaciones sino a última hora, dentro de una agenda oculta orquestada por el PP y la tránsfuga para bloquear el Plan de Ajuste”.

El edil afirma que en las horas siguientes aceptó esta exigencia de dimisión “porque para mí primaba el interés general, la aprobación del plan de ajuste que beneficiaba a Santa Fe, al interés personal por seguir o no siendo el alcalde”. De hecho, ese fue el motivo del retraso del pleno hasta cerca de las 18 horas, ya que asegura que habló con la dirección provincial de su partido (PSOE) para comunicar la decisión “después de haberla valorado con el grupo socialista en una reunión de más de una hora así como con IU”. Bueno a cambio solicitó a los populares que desde la dirección provincial de su partido se garantizase que en el pleno de investidura saldría elegido un alcalde socialista tal como exigieron las urnas en las últimas elecciones municipales. Este punto responde a la “total simbiosis” mostrada desde el pasado mes de noviembre por Ana Bella Camacho con la oposición del Partido Popular, al que apoya en una “inmensa mayoría” de puntos con su voto para bloquear al equipo de gobierno y que con total seguridad lo haría una vez más para dar la alcaldía al PP, ha explicado el regidor.

Por eso “quería que se cerrase ese pacto expreso entre las cúpulas provinciales pero ni Sebastián Pérez ni Luisa García Chamorro atendieron al teléfono. Fueron casi 6 horas de negociación y no hubo voluntad de realizar esa llamada telefónica de dos minutos” lo que para el primer edil “pone a las claras que o bien el PP no quería plan de ajuste o bien era un ardid para arrebatar la Alcaldía sin importarles los intereses ni el futuro de los trabajadores, de sus familias ni de la ciudadanía sino el suyo particular”.

Por ello, Bueno ha tachado duramente de “irresponsable y antidemocrática” la actitud de la oposición “que a última hora no ha tenido voluntad de pacto sino de chantaje y de trampa política alegando condiciones inamovibles para la aprobación del plan” y en consecuencia “lapidando el desarrollo del municipio, el futuro de los 180 trabajadores municipales y de sus familias, castigando a los proveedores ya que el Ayuntamiento es una de las principales empresas de Santa Fe y jugando con el bienestar de nuestra ciudadanía”. El equipo de gobierno asume la actual situación económica municipal pero esta realidad, admiten, “no excusa la negativa de la nueva oposición a pactar un plan de ajuste como solución para las arcas municipales” tal como ha ocurrido en estos días en otros municipios cercanos como Ogíjares, también con un gobierno en minoría como el de Santa Fe.

Situación de las arcas municipales a partir de septiembre
Por su parte, Aponte ha defendido los beneficios de contar con un plan de ajuste y ha valorado la situación económica del Ayuntamiento a partir del mes de septiembre de “desesperada” ya que en ese momento el Gobierno central reducirá la PIE, principal fuente de ingresos de las arcas municipales, hasta en 100.000 euros mensuales si se reduce en un 50%, lo que al año supondrá con respecto a los municipios que sí tienen plan de ajuste un desfase en la tesorería municipal de 900.000 euros creando un “colapso económico”. Además, ha recordado, los municipios con plan de ajuste tienen un plazo de 2 años para poner en marcha sus ajustes y medidas mientras que en Santa Fe será drástico desde septiembre, cuando temen que los ingresos mensuales no permitan el pago regular de las nóminas ni de los gastos prioritarios, “hecho al que se suma que los ingresos mas importantes como el IBI o el impuesto de vehículos se liquidan en los meses de noviembre y mayo de 2013 respectivamente”.

Por ello, Aponte dice no entender las declaraciones de Camacho de que “el plan de ajuste no beneficia a nadie y que su ausencia no tiene por qué conllevar despidos”. Asevera Aponte que no tener plan “únicamente beneficia a ella en su total desconocimiento o mala fe atroz”. Además, se pregunta cómo un mal plan de ajuste se convierte de forma automática en un buen plan de ajuste al contar con la dimisión del alcalde y del primer teniente de alcalde. “Hemos sido objeto de una trampa por parte de la nueva oposición surgida en Santa Fe del transfugismo, de un golpe de estado con apariencia de negociación, al no poder plantearnos una moción de censura”, ha zanjado Aponte en su intervención.

Volver al Listado
diseño  ::  árticoestudio                                                                                                                                                 info@santafe.es                              Aviso Legal